Informacion

¿Puede correr reducir el tamaño del trasero?


El tamaño y la forma de su trasero es en gran medida producto de la edad, el género y la herencia. Las reservas de grasa que se encuentran en el trasero responden a la actividad física, en particular los ejercicios aeróbicos que desarrollan músculo y reducen la grasa. Su trasero puede aumentar de tamaño en respuesta al tono muscular que se puede lograr al correr. Cuando se combina con el entrenamiento de resistencia, correr puede ayudar a que su trasero parezca más proporcionado al resto de su cuerpo.

Correr y perder grasa

Correr es una forma eficiente de alentar la pérdida de grasa de su cuerpo, aunque esta pérdida no está dirigida a ningún área específica. Una libra de grasa es el equivalente a 3.500 calorías de combustible para su cuerpo. Dependiendo de su nivel actual de condición física, sexo y edad, puede quemar hasta 1,000 calorías en una sola hora de carrera. Las tiendas de grasa que se encuentran alrededor de su cuerpo, incluso en el trasero, se utilizan para proporcionar combustible durante y después de correr.

Carrera inclinada

Aunque correr sobre una superficie plana proporciona beneficios para quemar grasa y reduce el tamaño de tu trasero, agregar una forma de resistencia aumenta estas recompensas. Los corredores experimentados usan las pendientes naturales de las colinas o ajustan una cinta de correr para obligar a sus cuerpos a trabajar más duro. La carrera en pendiente no solo fomenta la quema de grasa, sino que también ayuda a tonificar los músculos dentro y alrededor de su trasero. Una vez que la grasa se reduce, la inclinación de la carrera deja atrás un trasero que parece menos hoyuelo y más redondeado.

Alimentando tu cuerpo para correr

Aunque los corredores gastan energía y, por lo tanto, generalmente pueden consumir más calorías diariamente que las personas que no corren, la calidad de los alimentos consumidos también es importante. Lo más importante para la capacidad de un corredor de aumentar progresivamente la distancia y la velocidad son los alimentos procesados ​​de forma mínima o mínima. Estos incluyen frutas frescas, verduras, granos integrales, carnes magras y productos lácteos bajos en grasa. Los carbohidratos, que se encuentran en altas concentraciones en frutas, verduras y granos enteros, deberían ser su principal fuente de energía para correr. Estos alimentos también son naturalmente bajos en grasas, lo que reduce la ingesta calórica y favorece la salud cardiovascular.

Ejercicios de peso y resistencia

Agregar entrenamiento de peso o resistencia que apunte a su trasero y muslos, como sentadillas y estocadas, a su carrera fomenta la quema de grasa más rápido. Estos ejercicios aumentan tu tono muscular. Debido a que los músculos tonificados tienen un mayor requerimiento calórico, perderá el exceso de grasa más rápidamente. Para obtener mejores resultados, alterna tus días de carrera con pesas o entrenamiento de resistencia en el gimnasio, usando máquinas de pesas o pesas libres.