Consejos

Cómo adelgazar los muslos para hombres


Si bien la cultura popular a menudo se centra en el tamaño del muslo de las mujeres, los hombres también pueden acumular exceso de grasa a lo largo de los muslos, especialmente a medida que envejecen. Aunque la reducción de manchas no es posible, una combinación de ejercicio y una dieta saludable puede ayudarlo a reducir gradualmente la grasa en sus muslos y mejorar su salud general y su estado físico.

Paso 1

Examina tu dieta por exceso de calorías. Para perder 1 libra de grasa, debe eliminar 3.500 calorías. Puede aumentar en gran medida la efectividad del ejercicio reduciendo las calorías de su dieta. Intente eliminar los refrigerios grasos, las bebidas azucaradas y el exceso de alcohol, todo lo cual proporciona calorías vacías que pueden hacer que suba de peso.

Paso 2

Participa en ejercicio cardiovascular regular. El ejercicio cardiovascular puede ayudarlo a perder peso trabajando grandes grupos musculares. Esto quema más calorías y puede ayudarlo a perder grasa alrededor de los muslos. Correr, caminar y andar en bicicleta son formas de ejercicio cardiovascular que pueden ayudarlo a enfocar sus muslos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los adultos participen en 75 minutos de cardio de alta intensidad o 150 minutos de cardio de intensidad moderada por semana.

Paso 3

Realiza sentadillas para apuntar a los músculos de tus piernas. Mientras está de pie con las piernas estiradas, baje la parte trasera hacia el suelo como si estuviera bajando para sentarse. Mantenga la posición durante dos o tres segundos y luego eleve el torso para volver a pararse. Realiza de 10 a 15 repeticiones. Para aumentar la intensidad y la dificultad de este ejercicio, incorpore pesas manuales.

Paso 4

Apunte sus muslos internos haciendo sentadillas con una pelota entre las rodillas para que sus piernas estén separadas y sus pies estén ligeramente apuntados. Aprieta la pelota con los muslos mientras te bajas y repite de 10 a 15 veces.

Paso 5

Haz estocadas para apuntar a tus cuádriceps. Párate con las piernas rectas, luego da un paso adelante con el pie derecho. A medida que avanzas, dobla la rodilla derecha y baja el cuerpo. Baje la rodilla izquierda al suelo. Repita con el pie izquierdo y realice 10 repeticiones en cada lado. Para aumentar la dificultad de este ejercicio, intente sostener pesas de mano o una barra sobre sus hombros.