Consejos

Inconvenientes para los implantes dentales


Un implante dental es un diente artificial que se implanta en la encía con la ayuda de un tornillo de metal. Los implantes dentales se fijan en su lugar y se ven y se sienten como dientes reales. Los implantes son beneficiosos para las personas mayores que han perdido sus dientes o las personas que tienen pérdida de dientes debido a una infección o enfermedad de las encías. Los pacientes no tienen que preocuparse por la caída de los implantes, a diferencia de las dentaduras postizas. Los implantes también son más resistentes al desplazamiento, y el procedimiento tiene una alta tasa de éxito. Sin embargo, también existen algunos riesgos e inconvenientes.

Alto costo

Los implantes dentales son mucho más caros que las dentaduras postizas o los puentes. Dependiendo de la condición de las encías y los huesos subyacentes, las condiciones médicas existentes y la cantidad de dientes involucrados, el procedimiento puede costar decenas de miles de dólares. La mayoría de las compañías de seguros no cubren el costo de los implantes dentales. Este es un factor prohibitivo para la mayoría de las personas.

Procedimiento largo

Los implantes dentales requieren al menos un par de cirugías y muchas visitas al dentista. El procedimiento consiste en abrir las encías, perforar un agujero en el hueso debajo y luego fijar el implante. Una vez que el implante se ha curado, el paciente tiene que esperar a que el implante se una con el hueso. Esto toma alrededor de cuatro meses para la mandíbula inferior y seis meses para la mandíbula superior. Después de este período de tiempo, el dentista verifica si la unión fue exitosa. Si no es así, el procedimiento debe repetirse. Después de una unión y curación exitosas, la encía se expone nuevamente y se coloca un diente falso sobre ella. Todo el proceso puede llevar cerca de un año. El dolor involucrado en el proceso también es tremendo, pero los pacientes pueden optar por la anestesia o la sedación.

No apto para todos

Los implantes dentales no son la opción perfecta para todas las personas. Los implantes requieren huesos fuertes debajo de las encías, que pueden proporcionar un soporte adecuado. Las personas que tienen pérdida ósea o huesos pequeños pueden necesitar cirugía adicional antes de instalar un implante. Los niños y jóvenes con huesos o dientes en desarrollo no son elegibles para el procedimiento. Las personas que fuman tienen un mayor riesgo de fracaso y pueden no ser elegibles para implantes dentales.

Riesgo de falla

Los implantes dentales tienen una alta tasa de éxito, pero siempre hay una pequeña posibilidad de complicaciones. El implante puede no unirse al hueso, lo que lleva a una mayor cirugía. En casos raros, el procedimiento puede causar infección en las encías y el tejido circundante. Si los implantes se colocan en la mandíbula superior, pueden causar problemas sinusales. Por último, los implantes dentales requieren una limpieza y cuidado regulares. Los pacientes deben visitar a sus dentistas regularmente y evitar ejercer una presión excesiva sobre los implantes.