Consejos

Presión barométrica y problemas sinusales


Los cambios repentinos en la presión barométrica causados ​​por el clima o la altitud afectarán las cavidades sinusales de varias maneras. Si bien algunas personas pueden no experimentar ningún síntoma en absoluto, puede sentir una mayor presión sinusal y agravar las infecciones sinusales existentes. Si se ve afectado por afecciones relacionadas con los senos paranasales, preste especial atención a cómo funcionan sus fosas nasales en condiciones climáticas adversas y aumento de altitud. Esto lo ayudará a evitar situaciones médicas potencialmente de alto riesgo que pueden surgir de infecciones y conductos sinusales bloqueados.

Dolores de cabeza por presión

Los cambios en la presión del aire (comúnmente como resultado de la altitud) alteran los niveles de oxígeno del cuerpo. El cuerpo intenta regular esos niveles liberando oxígeno almacenado en las cavidades sinusales para aliviar la presión sobre los huesos huecos de la cara. El problema surge de la obstrucción de los conductos nasales debido a cambios repentinos en la presión barométrica y al oxígeno atrapado que no tiene a dónde escapar. Esto causa el dolor por encima de los ojos, la nariz y la mandíbula que se conoce como "dolor de cabeza por presión".

Sinusitis

Los cambios en la presión barométrica pueden agravar la sinusitis. Si padece esta afección, generalmente tiene cavidades sinusales obstruidas o más congestionadas. Las caídas repentinas de la presión barométrica (como es común con las tormentas que se aproximan) provocarán la hinchazón del revestimiento de las fosas nasales; obtendrá lo que se conoce como "dolor de cabeza sinusal". Dado que el propósito de las cavidades sinusales es mantener la cabeza "liviana", la sensación de obstruirlas a menudo se describe como tener una cabeza pesada. Esto conduce a un aumento de la fatiga y puede provocar migrañas. La sinusitis es difícil de tratar y a menudo requiere un régimen prolongado de antibióticos. Incluso después de que la infección haya desaparecido, la inflamación de las fosas nasales puede permanecer durante varias semanas.

Sangrado en los senos paranasales

El suministro de sangre arterial puede verse comprometido por aumentos repentinos o caídas en la presión barométrica. El revestimiento de las cavidades sinusales se inflama hasta el punto de que afecta la capacidad del cuerpo para enviar un suministro sanguíneo adecuado a las fosas nasales, lo que puede hacer que se desvíe a otros lugares, como la cavidad sinusal. Esto resulta en sangre en su mucosidad. También significa que hay una cantidad inadecuada de glóbulos blancos en el área para combatir una infección existente como la sinusitis. En estos casos, es imperativo buscar atención médica, ya que una infección sinusal sin control puede propagarse rápidamente al cerebro y representar un riesgo de salud potencialmente mortal.