Comentarios

¿Caminar en una cinta de correr ejerce tensión en los músculos flexores de la cadera?


Los flexores de la cadera, o iliopsoas, son un grupo muscular que a menudo se pasa por alto en los programas de entrenamiento que, sin embargo, son increíblemente importantes en funciones tan comunes como subir escaleras, bailar o patear una pelota. Ubicados donde las piernas se conectan con las caderas, estos músculos se acortan en las personas sedentarias, lo que puede provocar dolor de espalda o dolor de rodilla. Peor aún, al comenzar una rutina de ejercicios, estos músculos podrían sufrir un esguince por años de uso insuficiente. Es importante evaluar la seguridad de cualquier equipo de ejercicio por su impacto en varios grupos del cuerpo, incluido el impacto de las cintas de correr en los flexores de la cadera.

Cinta de correr de baja velocidad

Caminar, incluso a baja velocidad, involucra los flexores de la cadera con cada paso. Debido a que caminar lentamente es uno de los ejercicios más seguros, existe un riesgo muy bajo de lesiones simplemente al caminar en una cinta rodante de movimiento lento. Aunque los flexores de la cadera en sí no se escurrirán de este movimiento, un problema potencial podría resultar de tener flexores de la cadera extremadamente apretados que podrían desalinear la pierna. De esta manera, el pie rodaría hacia adentro, ejerciendo presión sobre la espinilla, causando inflamación en el arco del pie y, en casos graves, podría provocar férulas en la espinilla.

Cinta de correr de alta velocidad

Una cinta de correr de alta velocidad aumenta el potencial de lesiones. Un atleta puede inducir el mismo tipo de lesión de alineación posible en una cinta de correr de baja velocidad, pero también puede torcer los músculos flexores de la cadera. Estos esguinces generalmente son causados ​​por embestidas rápidas y patadas, pueden imitar movimientos de marcha rápida y correr. Al igual que con la caminata lenta, este tipo de lesión es poco probable en alguien con caderas sueltas o flexibles, pero la persona promedio debe ser precavida antes de saltar en una cinta de correr de alta velocidad.

Prevenir Lesiones

Hay algunas formas simples de evitar lesiones en los flexores de la cadera u otros grupos musculares que compensan los flexores de la cadera apretados. El método más fácil es relajarse. Antes de subir a cualquier equipo excesivo, primero intente algunos estiramientos de bajo impacto. Los autores de "The Athlete's Book of Home Remedies" recomiendan ponerse en cuclillas en estocadas tipo yoga, o recostarse boca arriba y acercar una pierna al pecho, sostener la pierna allí durante un minuto o dos, luego soltar y cambiar de pierna. Estos ejercicios simples calientan los músculos y los preparan mejor para un entrenamiento sin lesiones en una cinta de correr o cualquier otro equipo de gimnasio.

Diagnostico y tratamiento

Una serie de lesiones presentan síntomas similares a un flexor de cadera tenso. El mismo tipo de movimientos de correr, saltar o patear puede provocar una tensión en los cuádriceps o, más comúnmente, en la ingle. Una forma de notar la diferencia es mover suavemente el área y ver qué movimientos causan picos de dolor. Según Jon Heck de Richard Stockton College, el dolor asociado con el movimiento lateral señala el camino hacia una lesión en la ingle, en lugar de la tensión en el flexor de la cadera. Una vez que la lesión se establece como un flexor de cadera, es mejor tratarla de acuerdo con la gravedad. Un pequeño problema puede tratarse en casa congelando el área durante incrementos de 20 minutos y evitando la lesión durante unos días. Si la tensión es más grave, puede ser necesaria la fisioterapia o la intervención quirúrgica. Para evitar complicaciones graves, siempre confirme el autodiagnóstico con un profesional médico calificado.

Recursos