Informacion

¿Cuáles son los beneficios de comer harina de maíz?


La harina de maíz entera es maíz molido y seco que viene en diferentes variedades y texturas. Se puede usar para el desayuno, la cena y todo lo demás, lo que lo convierte en un complemento versátil para su despensa. Sin embargo, quizás lo más importante que debe saber sobre la harina de maíz es que es un grano integral que viene con una gran cantidad de beneficios para la salud.

Grano integral

La harina de maíz es un carbohidrato, y aunque los carbohidratos han tenido una mala reputación, los granos enteros como la harina de maíz integral son carbohidratos "buenos". Estos tipos de granos integrales contienen carbohidratos complejos, fibra y otros nutrientes, y pueden ayudar a prevenir enfermedades como la diabetes, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. Cien gramos, aproximadamente 3.5 onzas, de harina de maíz integral tienen más de 7 gramos de fibra y menos de 1 gramo de azúcar. Comer una dieta con muchos granos integrales, incluida la harina de maíz integral, puede ayudar con los objetivos de pérdida de peso y mejorar su salud en general.

Sin gluten

La harina de maíz no contiene gluten, por lo que es una buena opción de granos enteros para las personas que padecen enfermedad celíaca o alergias al trigo. Las personas que tienen intolerancia o sensibilidad al gluten también pueden beneficiarse de una dieta libre de gluten, ya que puede ayudar con síntomas como dolor abdominal, diarrea y síndrome del intestino irritable. La harina de maíz integral se puede usar como sustituto del trigo en algunos productos horneados.

Vitaminas y minerales

La harina de maíz integral es una buena fuente de muchos de los minerales y vitaminas que nuestros cuerpos necesitan para mantenerse saludables y saludables. Una porción de 100 gramos de harina de maíz integral contiene 18 aminoácidos esenciales, 127 miligramos de magnesio, 241 miligramos de fósforo y 287 miligramos de potasio. También es una buena fuente de tiamina, colina, niacina, ácido fólico y vitaminas B-6, A, E y K.

Sugerencias

Debido a que el sabor de la harina de maíz es suave por sí solo, puedes vestirlo con condimentos u otras adiciones. Cocine harina de maíz con un poco de leche baja en grasa y miel hasta que esté tierna para un desayuno nutritivo, o úsela junto con otros ingredientes saludables para preparar un lote de panecillos saludables. Úselo como empanado para pollo o pescado. Para hacer polenta, simplemente agregue la harina de maíz al agua hirviendo con sal y cocine a fuego lento, revolviendo con frecuencia, hasta que la mezcla se espese. Una porción de polenta caliente sazonada con sal marina y pimienta recién molida complementa muchos platos de pollo, carne o vegetarianos.