Informacion

Ejercicio para apuntar a la grasa del vientre por encima del ombligo


La clave para reducir la grasa por encima del ombligo es entrenar con fuerza todos los abdominales y oblicuos dirigidos a los abdominales superiores y hacer cardio para reducir el exceso de grasa. Las variaciones del entrenamiento crujiente en diferentes partes de los músculos abdominales, pero cualquier músculo tonificado que desarrolle sobre el ombligo no será visible si no pierde ninguna capa de grasa.

Cardio y pérdida de peso

Cualquier músculo que desarrolle se oscurecerá si no equilibra el cardio con hábitos alimenticios saludables para expulsar más calorías de las que ingiere. No es posible detectar la pérdida de peso objetivo solo en esta área, sino un ejercicio cardiovascular completo y comer derecho hará que pierdas peso en todo tu cuerpo. Alimenta tu entrenamiento y tu pérdida de peso con una dieta rica en carnes magras, verduras, frutas y granos integrales.

Cardio

Haz una hora de cardio cuatro o cinco días a la semana. En el gimnasio, pruebe la escaladora, la bicicleta elíptica y estacionaria para ver cuál prefiere. Cada una de estas máquinas proporciona un excelente entrenamiento si mantiene su forma y su intensidad. El escalador es el quemador de calorías más grande, pero la elíptica que muchas personas consideran el ejercicio más natural, ya que imita trotar, excepto que es de bajo impacto con almohadillas giratorias para los pies. La máquina elíptica también tiene barras de brazo oscilante que trabajan la parte superior del cuerpo. La bicicleta estacionaria es una buena opción para aquellos que tienen un peso considerable que perder, ya que sentarlo elimina el apoyo de su peso corporal por el esfuerzo que le permite concentrarse en el ejercicio y ganar resistencia. En cada uno de estos ejercicios, siéntese y párese derecho, no encorvado y mantenga sus abdominales apretados para obtener el máximo beneficio.

Entrenamiento de fuerza

Los crujidos y sus variaciones dan un entrenamiento abdominal altamente efectivo. Para hacer un crujido estándar, acuéstese de espaldas con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Coloque sus manos a cada lado de su cuello, tocándolas ligeramente. Lentamente levante el pecho y los hombros del suelo, teniendo cuidado de conducir con el pecho y no con la cabeza. Use sus dedos para verificar si su cuello está tenso por el movimiento. Si es así, reajuste hasta que esté relajado y en línea con su espalda. El crujido estándar trabaja toda su área abdominal.

Variaciones sobre la crisis

Para enfocar su entrenamiento de fuerza en la parte superior del abdomen, agregue variaciones de la contracción estándar, como la contracción de la bicicleta, contracción lateral, contracción inversa y contracción doble. Esto extenderá el entrenamiento para enfocarse en sus oblicuos a lo largo de los lados de su estómago y el área abdominal superior. Si eres nuevo en el ejercicio, haz dos series de 12 abdominales estándar, inversos y dobles para comenzar. A medida que se acostumbra a este ejercicio, agregue la bicicleta y el crujido lateral a su rutina.

Seguridad y consejos

Como con cualquier entrenamiento nuevo, aprenda a escuchar las señales de estrés de su cuerpo. Si tiene un peso considerable que perder, o problemas de salud articulares u otros, consulte a su médico antes de comenzar esta rutina. Además, evite el agotamiento dándose un día de descanso entre rutinas de ejercicios crujientes. Un entrenamiento abdominal para los no iniciados puede ser intenso, así que dese tiempo para aclimatarse. Disfrutarás de los resultados finales.

Ver el vídeo: Abdominales Test Genético MIRA TUS RESULTADOS! (Julio 2020).